top of page

“Israel – Hamás”: Aplicando el modelo ruso

 

 

 

INTRODUCCIÓN

 

El "Arte de la guerra", un libro que, durante siglos, sigue siendo una referencia en estrategias militares, afirma que llevar a cabo operaciones bélicas prolongadas no es beneficioso para una nación. Según su autor, Sun Tzu, este tipo de guerras causan más daño al país "agresor" con el paso del tiempo, e incluso pueden causar problemas económicos y sociales internos.

En la actualidad, nos encontramos ante dos conflictos que parecen no tener fin: La operación militar entre Rusia y Ucrania, y la guerra entre Israel y el grupo islamista Hamás. Entonces, ¿sería prudente afirmar que Sun Tzu estaba equivocado al proponer su planteamiento de las guerras prolongadas?

Es fácil suponer, según las opiniones de los analistas pro-Palestina, que Israel no ha logrado avanzar en su gestión militar debido a la resistencia heroica de Hamas en la franja de Gaza. Ahora bien, siendo objetivos: ¿Es factible que el grupo Hamás, aún con el supuesto apoyo de varios países, resista durante tanto tiempo ante la fuerza militar de Israel?

Es evidente que las operaciones militares llevadas a cabo por Rusia e Israel no son guerras convencionales como se ha informado en los medios, sino que, en mi opinión, son operaciones especiales con objetivos distintos a una invasión militar típica.

Recuerdo, días antes del inicio de la operación rusa en Ucrania, a Vladimir Putin reuniendo sus tropas en la frontera entre ambos países: Numerosos soldados se estaban preparando para llevar a cabo una invasión significativa, de acuerdo con imágenes y videos que se transmitieron por medios de comunicación locales e internacionales.

En ese momento, me pareció extraña la manera en que Putin actuaba: ¿Aún sería posible emplear estas estrategias militares en la actualidad, amenazando con una invasión terrestre por soldados desde la frontera? Todo me parecía, desde el principio, como una obra teatral con una serie de objetivos diferentes.


DESARROLLO:

INDICADORES PARA COMPRENDER LA SITUACIÓN EN ISRAEL

 

La lucha entre Israel y el grupo islamista Hamás comparte muchos aspectos en común con el conflicto entre Rusia y Ucrania. Considero que deberíamos revisar algunos indicadores y factores influyentes, intentando ver los eventos desde otro ángulo, para comprender la situación real.

      De acuerdo con los datos de la OECD (Organization of Economic, co-operation and development): desde enero del año 2021 la inflación en Israel está en un incremento no controlable, cerrando enero del 2023 con un poco más del 5%.[i] (figura 1)

 

Figura 1

El nivel de inflación en Israel



Fuente: OECD ECONOMIC SURVEY OF Israel 2023 (2023)

 

Así mismo, llama la atención una clasificación demográfica que utilizan los reportes mencionados: En la figura 2, una representación del porcentaje de trabajos en alta tecnología durante el año 2019 clasifica la información entre tres grupos: “Non-Haredi Jewish” (judíos no ultraortodoxos), “Arab” (árabes) y “Haredi” (los ultraortodoxos), notando claramente la superioridad de los judíos no ultraortodoxos y la participación humilde de los árabes.

 

Figura 2

Representación relativa en trabajos de alta tecnología



Fuente: OECD ECONOMIC SURVEY OF Israel 2023 (2023)

 

En Israel, aparentemente, se acostumbra a hacer este tipo de estudios demográficos para poner la sociedad en sectores según sus características socioeconómicas. Es la misma situación en todo el Medio Oriente, sin embargo, parece ser que en Israel esto está acercando a ser una metodología bien establecida.

Otro de los indicadores que nos pueden ayudar a formar un panorama completo de la guerra Israel – Hamás, es la cantidad de aportación militar que tiene EE.UU. en Israel: De acuerdo con los informes de International Trade Adminsitration, U.S. Department of Commerce (el departamento de estado de comercio), anualmente Israel asigna de su fondo nacional entre 21 a 22 mil millones de dólares para compras militares de EE.UU. Además, el país norteamericano ayuda con 3.3 mil millones de dólares a Israel de forma anual bajo el programa Foreign Military Financing (FMF), y no olvidando la inversión americana de 500 millones de dólares anuales en misiles de defensa para el país hebreo.[ii] 

Analizar los datos anteriores nos pone ante una enorme acumulación de maquinaria militar que se tiene que desahogar en algún momento, tomando en cuenta que estamos hablando de un país de limitada extensión territorial, rodeado por un ambiente geopolítico permanentemente tenso.

En este mismo contexto, la figura 3 del reporte mencionado muestra las exportaciones de defensa de EE.UU. por distribución geográfica. El 24% va a lo que le llaman “Abraham Accords countries”, haciendo referencia al acuerdo de paz y de normalización de relaciones que se firmó entre Israel, Bahrén y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) bajo la administración de Donald Trump. Es una enorme cantidad si la comparamos con el 29% para países europeos o los 3% para los países latinoamericanos.

 

Figura 3

Datos de exportación militar de EE.UU. según distribución geográfica



Fuente: Israel – Country Commercial Guide en su apartado Aerospace and Defense (2023)

 

Todos los factores anteriores fluyen para construir un escenario de una guerra de desgaste en el medio oriente, desahogar un estancamiento económico – militar y reventar una estructura social, a fuego lento, para transformar el medio oriente a una estructura social más agradable para los acuerdos e intereses de EE.UU. y Rusia.

 ¿Dónde se nota la participación de Rusia en la guerra Israel – Hamás? Es simple: ¡En su silencio! No hemos visto ninguna reacción relevante de Vladimir Putin ante lo que gran parte del mundo lo considera como genocidio ejercido por Israel contra los palestinos. ¿Estaría Rusia de acuerdo; y por qué la opinión de EE.UU. sobre el conflicto en Ucrania ya se percibe como pasiva y de poca importancia?

A todo lo anterior hay que agregarle un factor de suma importancia: la energía. Los países desde hace décadas luchan para tener el control sobre las fuentes de energía, teniendo en cuenta que el valor de la energía hoy en día se relaciona con su durabilidad: Las fuentes de energía más duraderas son más valiosas.

La energía es vida. Irán y EE.UU. llevan mucho tiempo en una discusión hueca sobre la energía nuclear. Los americanos tanto se quejan y hasta que se les olvida que el primer reactor nuclear iraní ha sido un regalo de los EE.UU. en el año 1959, manejado por la Organización de Energía Atómica de Irán y equipado con un reactor de investigación nuclear de 5 megavatios donado por EE.UU.[iii].

Otra fuente de energía que no es de menor importancia, mientras exista, es el gas natural. Solo Rusia tiene el 24.3% de las reservas en el mundo, 17.3% los tiene Irán, mientras que Qatar tiene el 12.5%. Esto quiere decir que el 54.1% del gas natural del mundo está concentrado en manos no muy amigas a los EE.UU., mientras que ese país solo tiene el 5.3%.[iv]

Además de todos los factores externos, la situación interna de Israel, con Benjamín Netanyahu en el poder esta vez apoyado por los partidos ultraderecha, provoca una tensión social fuerte y pone en riesgo la democracia en uno de los muy pocos países democráticos en Oriente Medio. La pregunta que surge: ¿Sacrificaría EE.UU. a Netanyahu para cumplir sus objetivos en la región?

 


CONCLUSIÓN

 

Es difícil predecir como terminaría una operación militar con características ambiguas en Gaza, tomando en cuenta todos los indicadores antes mencionados, y no dejando a un lado la situación política y social dentro de Israel. Sin embargo, puedo resumir algunos escenarios posibles que veo en el horizonte de esta situación. (figura 4)

Cada uno de estos escenarios toma o pierde importancia de acuerdo con la articulación de los demás factores, y dependiendo del actor que toma más relevancia en la ecuación global de la región.

 

Figura 4

Escenarios influyentes en la guerra Israel - Hamás



Fuente: Elaboración propia.

 

 


“Israel – Hamás”- Aplicando el modelo ruso
.pdf
Descargar PDF • 546KB

 

 

 

 

Enlaces externos de referencia


 

 

 

[iv] Estadísticas de la Agencia Internacional de Energía.

17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page